Marca Violeta

8 consejos para que las marcas se suban al 8M sin meter la pata

Se acerca el 8M y muchas marcas están emprendiendo acciones de comunicación para subirse a la ola feminista. ¿Cómo hacerlo de forma responsable y segura para la reputación de tu marca?

Dentro y fuera de las empresas, el movimiento por la equidad de género avanza cada día con más fuerza. De ahí que a mujeres y hombres nos sorprende cada vez menos que a medida que se acerca el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, decenas de marcas nos inunden con mensajes relacionados con el empoderamiento femenino.

La fecha en cuestión ofrece un buen marco para que empresas de todas las industrias se sumen a la ola violeta y compartan sus esfuerzos. No obstante, el marketing feminista no es un tema para tomar a la ligera. Un error puede poner a cualquier marca en riesgo de sufrir daño reputacional… y ese es un lujo que ninguna se puede dar.

¿Es válido que las marcas abanderen la causa feminista, o se atrevan a tomar una postura social?

Las y los consumidores de hoy esperan que las marcas sean audaces en cuanto se refiere a temas sociales y ambientales; y les ayuden a construir los cambios positivos que desean ver en su entorno. Las empresas ya no pueden mantenerse al margen de la transformación, ni evitar tomar una postura; así que lo mejor es que aprendan a abordar estas olas sin tropiezos.

En este contexto, ¿cómo pueden las marcas sumarse al 8M de manera adecuada, sin poner en riesgo su reputación? Aquí algunos consejos.

1. Revisar el interior

Antes de pensar siquiera en subirse a la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, es importante que las empresas revisen a conciencia sus prácticas corporativas. Es ahí donde radica la diferencia entre un compromiso genuino y el social washing.

Ninguna mentira vive para siempre. La verdad tarde o temprano sale a la luz; y si pretendes subirte a la ola, sin tener un sustento sólido, pondrás en riesgo tu reputación y la confianza de tus grupos de interés.

Asegurarse de tener políticas en favor de la equidad de género, protocolos para prevenir y sancionar el acoso y hostigamiento sexual en el lugar de trabajo, licencias de crianza equitativas y otras herramientas, es fundamental para evitar los engaños y blindar tu relación con los stakeholders.

2. Reconocimiento y acción

Si todavía no cuentas con estas herramientas, no te preocupes. Estás a tiempo de reconocer tus áreas de oportunidad, comprometerte y accionar esfuerzos que te permitan avanzar por este camino.

La era de las marcas plásticas que fingen perfección se ha terminado. Hoy las personas quieren ver marcas humanas y honestas, que no temen asumir sus equivocaciones y rectificar el camino. Más vale corregir a tiempo, que fingir demencia.

3. ¡No busques el protagónico!

El 8 de Marzo es Día Internacional de la Mujer, no de las marcas. El movimiento por la equidad de género es de ellas; así que evita por completo buscar que tu producto sea el protagonista y pon a las mujeres en el centro.

Lo mejor que tu marca puede hacer por el movimiento es ceder espacios y utilizar su poder para impulsarlas a ellas. Las mujeres lo agradecerán, la sociedad lo agradecerá y tu producto no sufrirá por ello… ¡Al contrario!

4. Tener empatía

El feminismo va de liderazgo y empoderamiento, pero también de un profundo dolor por la violencia contra las mujeres. Si tu marca no puede ser empática, lo mejor es evitar el tema.

Olvídate del positivismo tóxico y de celebrar «el aguante» de las mujeres frente a la violencia, o los sacrificios de madres y esposas. No contribuyas a normalizar la violencia, y mucho menos a romantizarla. Tal como hace FUD en esta lamentable campaña por el Día de las Madres.

5. Hay un espacio para ti

Encuentra el espacio de tu marca dentro del movimiento. No tienes que hablar de violencia, aborto o feminicidio; lo que sí debes hacer es encontrar aquello que tu marca puede aportar al empoderamiento de las mujeres y partir de ahí para generar una propuesta.

Echa un ojo, por ejemplo, a lo que marcas como Nike han hecho destacando el papel de las mujeres en el deporte.

6. Evita los estereotipos de género

Parece una obviedad, pero abordar el empoderamiento de la mujer y la equidad de género, desde los viejos paradigmas es un error en el que incurren muchísimas marcas.

Para muestra esta campaña de Yoplait, lanzada en 2016.

7. Construye sobre una base incluyente

No te limites a presentar a las mujeres de siempre. Construye mensajes en los puedan sentirse representadas mujeres de todas las corporalidades, integrantes de la comunidad LGBT+, personas indígenas y con discapacidad.

¿Ya viste la campaña de Victoria’s Secret con Sofía Jirau?

8. Apóyate en profesionales

Comunica con ayuda de profesionales que integren la perspectiva de género dentro de su actividad. Este tipo de apoyo te facilitará la misión de mantener una comunicación creativa, coherente y de alto impacto.

Desde Marca Violeta proveemos consultoría y capacitación en estos temas, para que puedas navegarlos desde tu comunicación de forma segura y responsable.

Cory Acosta

Fundadora y Directora de Marca Violeta. Es Lic. en Ciencias de la Comunicación, con maestría en Marketing y en Igualdad de Género. Cuenta con diez años de experiencia en comunicación de responsabilidad social corporativa.

Creadora de contenido y LinkedIn Top Voice en Equidad de Género 2022.

Consultora en Marketing de Reputación y Perspectiva de Género con enfoque de negocios, ha asesorado y capacitado a diversas marcas y organizaciones de la sociedad civil en México y Latinoamérica.

Deja un comentario

Te compartimos nuestro Diario de Gratitud para impulsar tu empoderamiento