Marca Violeta
Bud Light retrocede en inclusión

Bud Light retrocede en inclusión, tras polémica

Acción de marketing despierta polémica entre grupos antiderechos… y Bud Light retrocede en inclusión. ¿Es realmente el camino correcto?

Cuando la polémica surge, las marcas se ven forzadas a tomar una decisión que no siempre es sencilla: Ser fieles a sus valores y avanzar como agentes líderes de transformación, o ceder a la presión y asumir un alto precio por ello. Esta vez Bud Light retrocede en inclusión y parece estar cediendo a la presión de grupos antiderechos.

Todo comenzó con una cerveza. Una cerveza personalizada con su rostro, recibida por Dylan Mulvaney, estrella de las redes sociales y mujer trans, junto a otras celebridades, como parte de una acción de marketing emprendida por Bud Light.

Como era de esperarse, Mulvaney agradeció en sus redes sociales por el detalle. Lo que nunca se vió venir fue que, como resultado, tanto ella como la marca serían objetivo de la ira de grupos transfóbicos de extrema derecha, quienes pronto hicieron un llamado a boicotear la marca por trabajar con la influencer y actriz de Broadway, mejor conocida por su serie de TikTok «Days of Girlhood».

Bud Light retrocede en inclusión

¿Oportuna licencia, o Bud Light retrocede en inclusión?

Ahora diversos medios norteamericanos han reportado que Alissa Heinerscheid, vicepresidenta de marketing de Bud Light, ha tomado una licencia de su puesto y será reemplazada por el vicepresidente global de Budweiser, Todd Allen. Un movimiento que presuntamente sería resultado de la polémica y que podría significar que Bud Light retrocede en inclusión, sufriendo un duro golpe en su reputación como marca responsable.

En días previos a la polémica, durante una entrevista con el podcast Make Yourself At Home, la aún vicepresidenta dijo que quería que la marca de cerveza fuera más allá de su reputación «frat-boy» y participara en la construcción de un mundo más inclusivo.

La representación es el corazón de la evolución. Tienes que ver a las personas [que] te reflejan.

Alissa Heinerscheid

Describió a Bud Light como una marca asociada con un humor fraterno y un poco desconectado y señaló la importancia que adoptar otro enfoque tendría para la marca. De lo contrario, dijo, «no habría futuro para Bud Light».

Más allá del boicot, preocupa la violencia

La publicación de Dylan Mulvaney mostrando la lata de cerveza personalizada para March Madness llegó a Instagram el pasado 1 de abril. Desde entonces, tanto Bud Light como Dylan Mulvaney han sido objeto de ataques violentos.

Los grupos antoderechos, incapaces de aceptar a una mujer trans promoviendo una marca de cerveza, han realizado berrinches públicos, como el músico y seguidor de Trump Kid Rock, quien se grabó a sí mismo descargando un cargador de arma de asalto en cajas de latas de Bud Light.

Las instalaciones de Budweiser en todo EE. UU. han sido objeto de amenazas de bomba y un video viral de TikTok el martes (18 de abril) mostró a un hombre destruyendo violentamente estantes de cervezas en un Walmart en Topeka, Kansas. Ha sido identificado como Dustin Cain.

Estas acciones ponen de manifiesto la intolerancia y la violencia que existe contra la comunidad trans no solo dentro de Estados Unidos, sino en todo el mundo. Son condenables y sumamente preocupantes.

Así lo consideró también la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, quien en conferencia de prensa el pasado 20 de abril condenó la reacción violenta:

Cuando una estadounidense transgénero publica un video sobre una marca de cerveza que disfruta y eso conduce a amenazas de bomba, está claro que el nivel de violencia y odio contra estadounidenses transgénero debe detenerse.

Dylan Mulvaney, quien tiene 1,8 millones de seguidores en Instagram y 10,8 millones de seguidores en TikTok, también ha enfrentado una ola de odio por su asociación con Nike, ya que los intolerantes entraron en crisis nuevamente por una publicación pagada de la influencer con leggings de Nike Women y un sujetador deportivo.

¿Ha sido la marca realmente afectada?

A pesar de que diversos grupos de derecha pidieron boicotear la marca, los precios de las acciones de Anheuser-Busch InBev habrían alcanzado niveles récord. Lo que sin duda es un fuerte indicativo de que la marca podría haber resistido la crisis.

No obstante, es posible que la reputación de Bud Light no resista el revés que supondría el retroceder en su compromiso con la inclusión. La marca había patrocinado el Pride Canadiense durante más de 20 años; por lo que la ausencia de un pronunciamiento contundente en favor de la comunidad trans, podría suponer un duro golpe.

Y es que tal como defendió Heinerscheid, el futuro es inclusivo. A pesar del surgimiento de grupos antiderechos, vivimos una era en la que las y los consumidores esperan que las marcas lideren el camino hacia la inclusión y les ayuden a resolver problemas sociales. Un mercado que espera que sus marcas favoritas se pronuncien, y que no está ya dispuesto a aceptar tibiezas.

Esta situación representaba una gran oportunidad para la marca de consolidar su compromiso, siendo congruente y fiel a los valores que ha promovido durante años. Una oportunidad que ha sido completamente desperdiciada y que podría cobrar un alto precio en el futuro cercano.

Cory Acosta

Fundadora y Directora de Marca Violeta. Es Lic. en Ciencias de la Comunicación, con maestría en Marketing y en Igualdad de Género. Cuenta con diez años de experiencia en comunicación de responsabilidad social corporativa.

Creadora de contenido y LinkedIn Top Voice en Equidad de Género 2022.

Consultora en Marketing de Reputación y Perspectiva de Género con enfoque de negocios, ha asesorado y capacitado a diversas marcas y organizaciones de la sociedad civil en México y Latinoamérica.

Deja un comentario

Te compartimos nuestro Diario de Gratitud para impulsar tu empoderamiento