Marca Violeta
mujeres en la lucha anticorrupción_

El papel de las mujeres hacia el desarrollo de negocios más justos y éticos

Participa en el Women as Drivers for Fair and Ethical Business, donde presentarán el papel de las mujeres en los negocios como catalizadoras para la promoción de prácticas empresariales éticas en sus mercados.

La corrupción es uno de los retos más desafiantes para América Latina, pues sus consecuencias económicas y sociales afectan a los grupos más vulnerables y detienen el desarrollo de la región. De acuerdo con Transparencia Internacional, México ocupa el último lugar entre los 37 países integrantes de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en el Índice de Percepción de la Corrupción, 2020.

Si bien la lucha contra corrupción debe ser abordada desde diversos frentes, indudablemente la desigualdad de género socava la participación de las mujeres como actores clave en la lucha anticorrupción, pues al tener menores niveles de participación en ámbitos públicos y privados, así como en la toma de decisiones, no tienen oportunidades para involucrarse de manera activa y que puedan contribuir al diseño de medidas eficaces contra la corrupción.

Por ello, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), en colaboración con Alliance for Integrity y el Foro Económico Mundial (WEF por sus siglas en inglés), invitan al panel Women as Drivers for Fair and Ethical Business, que se llevará a cabo de forma híbrida en Sharm el-Sheij, Egipto, el miércoles 15 de diciembre a las 7:30 am (CST).

El panel tiene como objetivo reforzar el papel de las mujeres hacia la creación de entornos empresariales equitativos y sostenibles, incluyendo las experiencias tras la pandemia, donde las mujeres empresarias reconstruyen sus negocios y actúan como un actor clave de la ética empresarial, presentando y generando oportunidades para ellas y sus comunidades.

Como representante de América Latina participará Erika Díaz Ulloa, directora de Legal, Propiedad Intelectual y Compliance en Covestro México, quien abordará algunas de las buenas prácticas que desde el sector privado, y como parte de una compañía multinacional, se han llevado a cabo, así como el vínculo que existe entre el género y la integridad en los negocios.

“Dado que existe una diferenciación de género en el impacto negativo de la corrupción, es esencial incluir siempre una perspectiva de género en cualquier esfuerzo de integridad empresarial. No es necesario ser expertos, una buena manera de comenzar es reconociendo la relación entre los dos temas”, expresó  Alliance for Integrity, uno de los organizadores del panel.

Por su parte, Erika Díaz mencionó que: “participar en esta mesa de diálogo nos permitirá compartir experiencias y buenas prácticas con otras líderes mundiales sobre cómo las mujeres podemos reconstruir negocios tras la pandemia, y actuar como catalizadoras para la promoción de prácticas empresariales éticas en los distintos mercados, desde un enfoque innovador”.

Enfocarse en el empoderamiento de las mujeres debe ser una parte importante de la agenda anticorrupción, ya que su rol como agentes de cambio es crucial hacia un impacto positivos en sus esferas de acción, así como en los negocios de los que son parte, pues integrar la dimensión de género en la lucha contra la corrupción puede conducir a sociedades más inclusivas.

Erika compartirá plenaria con Irene Olkeriil, presidenta de la Cámara de Comercio de Palau (PCOC), la Dra. Soipetch Resanond, vicepresidenta de la Federación de Mujeres Profesionales de Negocios de Tailandia, y Linda Ofori-Kwafo, directora ejecutiva de la Iniciativa de Integridad de Ghana.

Deja un comentario

Te compartimos nuestro Diario de Gratitud para impulsar tu empoderamiento