Marca Violeta
Marcas en el 8M

Marcas en el 8M: 5 NO y 5 SÍ para conmemorar esta fecha

Los esfuerzos de las marcas en el 8M están cargados de buenas intenciones, pero… ¿cuáles de ellos son adecuados? ¡Descúbrelo!

Durante el mes de febrero decenas de interpretaciones de cupido llenan las calles de un amor mitológico relleno de chocolate. Año con año, una vez que el rosa desaparece, es sustituido por los esfuerzos de las marcas en el 8M, Día Internacional de la Mujer. Los logotipos se pintan de morado con tal rapidez que por un momento casi podemos pensar que el mundo corporativo está realmente preocupado por alcanzar la equidad de género.

Sucede todos los años. Uno tras otro.

Aún así, más allá del embriagante color lavanda, pueden escucharse fuerte las voces de mujeres que, desde distintas trincheras, trabajan para hacer escuchar las consignas y relfexiones. Las voces de activistas, académicas y líderes empresariales que luchan a diario por la equidad de género.

Cada una de esas voces tiene una historia… o cientos. Muchas de ellas involucran a los espacios de trabajo y las marcas en el 8M. Muchas están plagadas de buenas intenciones, pero no todas llegan a consolidarse como esfuerzos genuinos con perspectiva de género.

Las buenas intenciones no bastan… y a veces ponen tu reputación en peligro. ¡Profesionaliza tus esfuerzos!

Algunas mujeres recuerdan haber recibido bonos de pedicure y clases de maquillaje con motivo del Día de la Mujer. Otras han recibido chocolates y felicitaciones de empresas que presentan grandes brechas salariales, o de los mismos departamentos de recursos humanos que ignoraros sus reportes de acoso sexual. Alguna más contará sobre la vez que vio su foto, aparentemente tomada de su perfil de LinkedIn, circulando en la cuenta de redes sociales de la empresa con una cita adjunta – sin su consentimiento.

Para mujeres y profesionales en materia de inclusión esas historias son de terror.

¿Cómo es que en pleno siglo XXI, celebramos a las mujeres perpetuando los mismos estereotipos una y otra vez? ¿Por qué muchas de las empresas que declaran compromisos de alto nivel de igualdad de género no respaldan sus palabras con acciones significativas?

marcas en el 8M

He ahí que a medida que se aproxima en 8M se vuelve vital explorar algunas de las prácticas que hay que evitar y otras que vale la pena promover en este marco.

Los 5 NO para las marcas en el 8M

Más que una fecha para conmemorar, el 8M es una oportunidad para reconocer los logros de las mujeres y reflexionar acerca de lo que todavía falta por avanzar en materia de equidad de género.

De ahí que es muy importante que empresas y organizaciones de todo tipo eviten caer en trampas, cometiendo errores comunes que, más que sumar, pueden dañar su reputación y atentar contra la esencia de esta fecha. Aquí cinco de ellos.

  1. Dar visibilidad pública a las mujeres sin su consentimiento
  2. Centrarse en espacios corporativos
    • Poner a todas las mujeres en una misma caja
  3. Agravar la carga de las mujeres
  4. Compartir mensajes sin KPI
  5. Convertirlo en objeto de consumo

¡Conócelos a detalle!

1. Dar visibilidad pública a las mujeres sin su consentimiento

Resaltar los esfuerzos de las mujeres dentro de la empresa es una idea genial; pero antes de hacerlo es importante garantizar que ellas cuentan con suficientes caminos para ofrecer retroalimentación y aprobar cualquier material.

La meta es dar voz a las mujeres. Las organizaciones no pueden silenciarlas, mientras intentan apoderarse de esa voz para su propio beneficio; y eso es justo lo que sucede cuando utilizan su imagen sin su consentimiento.

Además es importante destacar que los perfiles de redes sociales de las colaboradoras les pertenecen al 100%, (sí, incluido LinkedIn); por lo que solo ellas pueden definir cuándo, dónde y con quién lo comparten. Evita etiquetarlas en publicaciones sin autorización previa.

2. Centrarse en espacios corporativos

Es verdad que el Día Internacional de la Mujer conmemora el papel de ellas dentro de los espacios públicos, concretamente dentro de la actividad económica. Sin embargo, apenas una fracción de las mujeres que trabajan lo hacen en espacios corporativos.

De hecho, menos del 5% de las empresas más grandes del mundo son dirigidas por mujeres; en gran medida gracias a fenómenos como los techos de cristal y los suelos pegajosos. Así que ¿por qué la comunicación de las marcas en el 8M parece centrarse en las mujeres líderes?

Las mujeres que trabajan ejercen actividades diversas. Muchas trabajan en fábricas, en obras de construcción, granjas o laboratorios. Otras se emplean detrás de un volante o en barcos de carga. Unas más son emprendedoras y muchas de ellas ejercen labores relacionadas con salud y cuidados, como la medicina o la enfermería.

diversidad laboral

Todas merecen voz y visibilidad; así que es importante voltear a ver a las mujeres en las diferentes industrias y áreas de trabajo. No sólo para representarlas mejor en la comunicación, sino para ejecutar políticas que favorezcan su desarrollo y garantizar condiciones laborales justas para todas, partiendo de una perspectiva de género.

2.1. Poner a todas las mujeres en una misma caja

Suponer que todas comparten las mismas experiencias y necesidades por el simple hecho de ser mujeres es un sesgo común que hay que evitar. En las organizaciones convergen distintas identidades que se intersectan en función de su corporalidad, identidad de género, orientación sexual, condición de salud, edad, religión, raza o etnia.

Al trabajar la comunicación e iniciativas dentro del Día Internacional de la Mujer es vital asegurarse de no excluir a los ninguno de estos grupos. Evita ser transexcluyente, invisibilizar a las personas con discapacidad o asumir que todas tus colaboradoras comparten los mismos intereses.

Mercas en el 8M

3. Agravar la carga de las mujeres

– «Responde este cuestionario/entrevista».

– «Grava este material».

– «Asiste/Organiza/Imparte este taller».

El Día Internacional de la Mujer a menudo representa para ellas más una mayor carga de trabajo, sin remuneración. Ya sea solicitado por la propia empresa que las emplea, o por alguna otra organización que busca aprovechar su experiencia de manera gratuita o a cambio de «remuneración».

El trabajo de las mujeres tiene un valor y debe ser remunerado. Las activistas, especialistas y académicas realizan un trabajo de gran impacto y merecen ser retribuidas por ello. Evita solicitar conferencias gratuitas y/o esperar que las mujeres realicen todo el trabajo de visibilización en torno al 8M «por tratarse de una buena causa». Sé coherente.

4. Compartir mensajes sin KPI

Parece una obviedad, pero es una que se repite cada año entre las marcas en el 8M. Mensajes como «Celebramos a las mujeres que trabajan con nosotros», y/o «Estamos orgullosos de contar con mujeres talentosas como ella» inhundan los canales de comunicación de las marcas en el 8M, pero casi nunca van acompañados con indicadores de progreso.

Evita pintar tu logotipo de morado, lanzar mensajes para celebrar a las mujeres o conmemorar esta fecha en tu comunicación, a menos que cuentes con compromisos activos y medibles. De lo contrario el impacto de tus acciones estará lejos de ser positivo y, de paso, estarás poniendo tu reputación en riesgo.

Si has detectado que tu marca incurre en alguno de estos errores, todavía estás a tiempo de rectificar el camino. No importa cuando leas esto. La equidad de género es un trabajo continuo y puede mejorarse en cualquier momento del año.

5. Convertirlo en objeto de consumo

No. Nunca. Por ningún motivo. El Día Internacional de la Mujer no es una celebración, como Navidad. Se trata de una fecha para conmemorar una lucha social. Así que olvídate de los regalos, las felicitaciones y las promociones con motivo de esta fecha, con motivos meramente comerciales.

Mercas en el 8M

Claro está que si tu marca es, por ejemplo, una empresa de tecnología que activa becas especiales para impulsar la participación de las mujeres en las STEM; el esfuerzo es completamente válido, porque incide directamente en una brecha de género real.

Ese caso guarda diferencias significativas con los de aquellas marcas de maquillaje o electrodomésticos, vinculadas con fuertes estereotipos, que buscan aprovechar la fecha para vender regalos y paquetes especiales.

En resumen: Si la acción que estas por ejecutar tiene como primer objetivo vender, entonces no sirve.

Los 5 SÍ para las marcas en el Día Internacional de la Mujer

Bien. Ya conoces los errores; así que ahora es tiempo de hablar sobre qué sí debe hacerse desde las marcas en el 8M.

  1. Transparenta tus esfuerzos y avances
  2. Sé coherente y consistente en tu comunicación
  3. Involucra a los hombres
  4. Revisa tu cadena de valor
  5. Apóyate en especialistas

¡Presta atención!

1. Transparenta tus esfuerzos y avances

¿Qué compromisos ha hecho tu empresa en materia de equidad de género? Hazlos públicos, establece indicadores para medir la efectividad de tus acciones y transparenta esos avances.

Las brechas de género son una realidad en la mayoría de las empresas y en todos los países del mundo; así que nadie está esperando que tu marca sea perfecta; no aún. Lo que sí se espera es que tenga un compromiso activo y transparente; es decir que se traduzca en acciones concretas, que su efectividad sea medida y que los grupos de interés puedan ser testigos de su avance.

Nadie espera que tu marca sea perfecta, pero sí que tenga un compromiso activo y transparente.

Alcanzar la equidad de género es una tarea que depende de recorrer un camino. Sin importar en qué punto esté tu marca es importante que sea honesta sobre sus áreas de oportunidad, sus compromisos y avances. Esto será mucho más favorable para su reputación que pretender algo que no es.

Equidad de género en las universidades: 10 pasos para abordarla

2. Comunica consistentemente

Asegúrate de que tu equipo de comunicación se mantiene en línea con los valores de tu organización de forma permanente, y no se dedica a preparar simplemente algún posteo aislado en el marco del 8M.

No es necesario hacer activismo de marca en favor de la equidad todo el año, si esto no se ajusta a tu estrategia de comunicación, pero sí que es imperativo hacer marketing con perspectiva de género y derechos humanos.

De ahí que es vital integrar la inclusión de manera activa en las campañas y en el lenguaje que se emplea, tanto al interior como al exterior de la empresa.

3. Involucra a los hombres

No hay equidad de género sin la partición activa de todas las personas. Delegar en las mujeres la tarea de cerrar las brechas de género de forma exclusiva es también responsabilizarlas por ellas y constituye, en muchos niveles, una forma más de violencia.

Por ello es crucial que las organizaciones involucren a los varones en la construcción de espacios equitativos. Desde luego, evitando enaltecer de más su papel en la lucha y transformarlos en campeones o héroes al rescate de las mujeres.

Trabajar desde la deconstrucción de las masculinidades tradicionales, creando espacios seguros para ellos y brindandoles herramientas para trabajar en favor de la equidad, es el mejor camino para involucrarlos.

¿Qué es mainstreaming de género y qué no es?

4. Revisa tu cadena de valor

Ya que el 8M no es una celebración, no es lo ideal que brindes un regalo a las colaboradoras en esta fecha, pero si vas a hacerlo debes asegurarte de que sea adquirido en empresas dirigidas por mujeres. Apoyar a emprendedoras sería una idea extraordinaria; de hecho también podrías abrir tus puertas a una o más mujeres para ofrecer sus productos a tu equipo de trabajo.

No obstante es importante que no te olvides de revisar tu cadena de valor a lo largo de todo el año. ¿Cuántas de las empresas con las que te vinculas como proveedores o distribuidores, están lideradas por mujeres, o están alineadas con principios de equidad de género?

5. Apóyate en especialistas

Muchas personas incluyen entre sus sugerencias para las marcas en el 8M preguntar a las mujeres qué quieren y usualmente esta es una idea fenomenal. De hecho es una acción tan fundamental que en esta ocasión la daremos por obvia.

Además de dar voz a las mujeres facilitando canales para manifestar sus necesidades y ser escuchadas, es importante que la empresa se asegure de escucharlas y mantener la conversación abierta a lo largo de todo el año.

Adicionalmente no se puede perder de vista que muchos sesgos de género están interiorizados en la cultura de forma tan arraigada que muchas personas apenas los reconocen. Las mujeres no tienen el deber de ser expertas en equidad, ni la obligación de resolver los sesgos de género presentes en las organizaciones.

De ahí que las empresas necesitan apoyarse de especialistas en diversidad e inclusión que sean capaces de orientarles de manera efectiva, y brindarles herramientas para favorecer la equidad de género, trazar metas viabes y rentables, medir avances y comunicar todos estos esfuerzos de la forma más adecuada.


En Marca Violeta contamos con especialistas en equidad de género que pueden ayudarte en tus esfuerzos de comunicación y ayudarte a diseñar iniciativas para conectar mejor con tus grupos de interés. Contáctanos ahora para recibir orientación.

Cory Acosta

Fundadora y Directora de Marca Violeta. Es Lic. en Ciencias de la Comunicación, con maestría en Marketing y en Igualdad de Género. Cuenta con diez años de experiencia en comunicación de responsabilidad social corporativa.

Creadora de contenido y LinkedIn Top Voice en Equidad de Género 2022.

Consultora en Marketing de Reputación y Perspectiva de Género con enfoque de negocios, ha asesorado y capacitado a diversas marcas y organizaciones de la sociedad civil en México y Latinoamérica.

Deja un comentario

Te compartimos nuestro Diario de Gratitud para impulsar tu empoderamiento