Marca Violeta
ciberceguridad incluyente

Mujeres representan sólo 25% de la fuerza laboral en ciberseguridad a nivel mundial

Actualmente hay más de 2.5 millones de puestos de trabajo en ciberseguridad para cubrirse a nivel mundial.

Involucrar a las niñas, mujeres y personas de grupos minoritarios en la seguridad cibernética lo antes posible es fundamental para el crecimiento y el impacto de esta industria. El panorama requiere una fuerza laboral de profesionales de la seguridad que aporten experiencia, antecedentes y habilidades diversos a estos desafíos de ciberseguridad.

Actualmente, existe una escasez masiva de talento en ciberseguridad con más de 2.5 millones de ofertas de trabajo para ser cubiertas. Esto ejerce presión sobre los equipos de seguridad y las organizaciones de todos los tamaños. Sin embargo, esta falta de especialistas se puede reducir de manera importante a través de la contratación y tutoría de grupos subrepresentados que pueden aportar a la mesa.

En 2021, las mujeres representaban alrededor del 25% de la fuerza laboral mundial en seguridad cibernética, de acuerdo con cifras de Cybersecurity Ventures. La industria debe hacer más para alentar a personas con diversas perspectivas a ingresar a la profesión, no solo para solucionar la escasez de talento de profesionales de ciberseguridad, también porque esta inclusión de ideas y experiencias puede ser fundamental para crear nuevas tácticas de protección, ya que las amenazas se encuentran en constante evolución.

Además, los estudios muestran que la diversidad de pensamiento y liderazgo es buena para los negocios. Un estudio de Cloverpop mostró que los equipos con diversidad de género toman mejores decisiones comerciales el 73% de las veces.

Lo que la gente cree sobre las mujeres en la ciberseguridad

Microsoft Security encargó una encuesta para averiguar qué es lo que contribuye a la brecha de escasez de habilidades. Aunque la mayoría de los encuestados (83%) dijeron que creen que hay una oportunidad para las mujeres en la seguridad cibernética, menos de la mitad de las mujeres encuestadas (44%) creen que están representadas de manera suficiente en la industria. La falta de representación puede entonces reforzar la brecha de género al disuadir a las mujeres de ingresar a la ciberseguridad. Más mujeres que hombres (54% versus 45%) dicen que existe un sesgo de género en la industria que resulta en salarios y apoyo desiguales.

De igual forma, muchos encuestados indicaron que la seguridad cibernética no es una opción de carrera tradicional para las mujeres. Varios revelaron cuán arraigadas están esas creencias: “Hay menos mujeres interesadas en la alta tecnología”, dijo uno. “Las mujeres se aburren de las computadoras porque son mejores cuidadoras”, dijo otro.

Además, los hombres son más propensos que las mujeres (21% frente a 10%) a sentirse calificados para postularse para un puesto de trabajo de seguridad cibernética. Y más mujeres que hombres (27% versus 21%) creen que los hombres son vistos como una mejor opción para los campos tecnológicos.

Se encontró que el sesgo de género comienza temprano, ya que más de uno de cada cuatro encuestados (28%) cree que es más probable que los padres lleven a sus hijos a los campos de la tecnología y la ciberseguridad que a sus hijas. Otro posible contribuyente es que las mujeres suelen tener menos modelos a seguir en ciberseguridad (padres, mentores o compañeros) que podrían despertar su interés en la profesión.

La eliminación de los mitos dañinos sobre las carreras de ciberseguridad promoverá a mediano y largo plazo el desarrollo dinámico de habilidades en mujeres. Es importante quitar estas barreras en la industria de la ciberseguridad para generar un interno más incluyente que ayude a reducir la escasez del talento en el sector, así como a aportar diferentes perspectivas para encontrar soluciones más innovadoras para construir un internet más seguro para todos.

Para obtener más información visita el News Center de Microsoft.

Deja un comentario

Te compartimos nuestro Diario de Gratitud para impulsar tu empoderamiento