Marca Violeta
Mujeres y finanzas

Mujeres y finanzas: el papel activo en las empresas

Las mujeres tienden a vivir más, lo que significa que hay mucho por crear, pero también una vida más larga que financiar; ¿cómo pueden apoyar las empresas a mejorar sus finanzas?

Alrededor del 90% de las mujeres serán las únicas responsables de sus finanzas en algún momento de su vida. Desde la jubilación hasta la inversión y la gestión financiera, hay pasos que las mujeres, y todas las personas, pueden tomar para controlar mejor sus vidas financieras. ¿Cuál ha sido el desenlace de las empresas y los servicios financieros en este tema?

Una razón de peso para abordar el tema sería que las mujeres viven más tiempo. Hasta ese punto, el 75% de las mujeres en una relación heterosexual -hombre y mujer-, enviudarán a una edad promedio de 56 años. Tomar el control de las finanzas no solo empodera a las mujeres, también es una necesidad de responsabilizarse sobre su futuro.

Estadísticamente viven más que los hombres y ganan menos. Según un informe de la Oficina de Estadísticas Laborales de 2018 , los ingresos semanales medios de las mujeres asalariadas a tiempo completo son solo el 81% de lo que ganan los hombres. Además de eso, a menudo se enfrentan a la discriminación en términos de salarios y oportunidades de ascenso. Todo lo cual significa que además de tener que trabajar más duro, ahorrar más, tienen que ser sus propias defensoras.

Existe una gran brecha de riqueza entre hombres y mujeres, causada por cosas como la brecha salarial y el hecho de que las mujeres tienden a pasar más tiempo fuera de la fuerza laboral cuidando de la familia. Nuestros ahorros e inversiones se ven afectados por estas cosas, lo que hace que sea aún más importante para nosotras tomar el control de nuestras finanzas desde el principio

Lorna Sabbia, directora de soluciones de jubilación y patrimonio personal de Bank of America.

Si las mujeres logran hacerse cargo de sus finanzas, es un paso importante para negociar una mejor situación para ellas y sus familias. Sí, la independencia financiera es empoderadora, pero al hacerse cargo de sus finanzas, se están haciendo cargo de su vida.

Mujeres y finanzas: desafíos

La independencia financiera no se trata de cuánto dinero tiene alguien. Se trata de tomar buenas decisiones con el dinero que sí tienen.

Si bien, existe un gran impulso en la industria de la planificación financiera para comercializar hacia las mujeres, y por una buena razón. Con más mujeres en la fuerza laboral, carreras en alza y herencias, las mujeres controlan una cantidad cada vez mayor de la riqueza a nivel mundial.

Las mujeres son el grupo más grande de clientes desatendidos en los servicios financieros. A pesar de desempeñar papeles cada vez más influyentes como compradores, sus necesidades no se satisfacen constantemente.

Marsh McLennan

Christi Warren, se dio cuenta de que necesitaba prestar más atención a sus finanzas cuando, después de varios años de inversión, se dio cuenta de que “en realidad no estaba ganando dinero. Resulta que Warren había estado pagando casi tanto en honorarios como lo que había ganado en sus inversiones.

Al igual que Warren, además de la escases de tiempo, los estudios de marketing suelen encasillar más allá de atender sus necesidades: mujeres invierten de manera demasiado conservadora, no ahorran lo suficiente, carecen de confianza, tienen menos conocimientos que los hombres; luego, se ofrece un producto o servicio para “arreglar” los problemas de estos estudios.

Pero, las mujeres no necesitan una tarjeta color rosa, necesitan orientación con base a sus necesidades reales y únicas. Qué le oriente dónde está, y hacia dónde quiere ir.

Además, con demasiada frecuencia el mazo financiero está en contra de las mujeres de todas las edades. Para empezar, la brecha salarial sigue siendo un obstinado escollo.

Otro tema que complica las cosas son las pausas en la carrera que muchas mujeres toman para cuidar a su familia; les da menos años para financiar un plan de jubilación. Las interrupciones en la carrera también pueden hacer que las mujeres pierdan aumentos potenciales y reduzcan la cantidad que cobrarán del Seguro Social. Cuando gana menos, tiene menos para ahorrar, y la inclinación natural es protegerlo eligiendo inversiones que sean más conservadoras. A largo plazo, las inversiones conservadoras tienden a tener un menor potencial de crecimiento.

En 2020, solo el 6 % del capital de riesgo se destinó a empresas fundadas por mujeres y, según una investigación de Financial Alliance for Women , las mujeres son cada vez más conscientes del hecho de que las instituciones financieras las atienden desfavorecidas.

Finanzas con perspectiva de género

Las mujeres son diferentes a los hombres, y la forma en que eligen administrar sus vidas financieras será diferente. Por ejemplo, las mujeres son vistas como más compasivas, reflexivas y de mente abierta. Estas cualidades pueden ser utilizadas a su favor tomando decisiones financieras que no les permitan perder de vista las cosas que más valoran. Para la mayoría de las mujeres, invertir no se trata solo de ganar dinero.

Se trata de estar en la posición no solo de prosperar sino también de retribuir, y lo que eso significa es diferente para cada persona.

Las mujeres también tienden a ser más cautelosas a la hora de asumir riesgos, por lo que invierten de forma menos agresiva. Usar un enfoque de inversión más consistente, incluso si es más lento, puede ser ideal y dar mejores resultados a largo plazo.

Por ello, es importante que los servicios financieros ofrezcan orientación con perspectiva de género, un enfoque integral que las motive a manejar y administrar sus finanzas.

Las empresas de servicios financieros pueden capturar más de $700 mil millones en ingresos anuales adicionales si brindan un mejor servicio a las mujeres,

Oliver Wyman 2020 Women in Financial Services

Estas oportunidades de ingresos se presentan en forma de clientes potenciales que actualmente no están incluidas en el ecosistema financiero. Además, las mujeres son excelentes clientes financieros: son más leales, ahorran y pagan mejor los préstamos, y representan un menor costo de adquisición y un mayor valor del ciclo de vida. Las instituciones financieras tienen mucho que ganar si atienden más a las mujeres .

Las empresas de servicios financieros deben comprender las necesidades de sus mujeres como clientes y crear propuestas que satisfagan estas necesidades: crédito, inversión, seguros, etc. Las soluciones innovadoras que resultarán de adoptar una perspectiva de género no solo beneficiarán a las mujeres, sino a todos los clientes.

La falta de flexibilidad, combinada con productos y servicios que parecen neutrales en cuanto al género, pero que de hecho se orientan hacia los hombres, puede generar una brecha en la forma en que los bancos minoristas atienden a las mujeres.

Así pueden apoyar a las Mujeres y sus finanzas desde las empresas

1. Talleres educativos de jubilación con enfoque de género

Al interior de las organizaciones se puede promover y educar a las colaboradoras en tan importante tema. Brindar información e incluso alianzas con instituciones que ofrezcan los servicios para vincular al personal. Así las mujeres pueden tomar conciencia de lo relevante de su plan de retiro y fortalecería su confianza financiera.

Recordemos que las mujeres tienen varias desventajas económicas en comparación con los hombres, como mencionamos, tiempo más corto en el mercado laboral, una vida más larga y más responsabilidades familiares. Por ello, los servicios financieros deben encontrar estrategias específicas para superar estos obstáculos y, como resultado, prosperar financieramente.

2. Fomentar la cultura del ahorro

Comenzar a ahorrar cuanto antes es lo ideal, pero sin un plan, ello tiene poco enfoque y resultados. Es ahí donde personal especialista en finanzas puede apoyar a trazar un plan de ahorro. Y fijar metas entre las colaboradoras.

3. No solo ahorrar, invertir

Hacerse cargo de sus finanzas es un gran impulso para la igualdad de género. Apoye a su equipo ofreciendo información y capacitaciones sobre cómo realizar inversiones de acuerdo a su perfil. Existe mucha información en línea, pero ofrecerle desde el interior revela el interés de la misma por romper la brecha salarial y transitar hacia la igualdad de género..

Reconocer qué existen estas necesidades, son oportunidades que podrían conducir a soluciones creativas en la definición de un plan de acción, incorporando la diversidad y la inclusión como parte de la estrategia empresarial y exigiendo el compromiso público con la igualdad de género en los servicios financieros.

Mujeres y finanzas

4. Mayor representación de profesionistas mujeres en los servicios financieros

De acuerdo con un estudio de la reconocida consultora McKinsey , en la industria de servicios financieros, el 50 % de los empleados de nivel inicial son mujeres, pero solo el 20 % de los ejecutivos son mujeres. Además, la investigación de Oliver Wyman muestra que las mujeres suelen ocupar puestos en marketing, recursos humanos.

Mujeres y finanzas

Si queremos crear instrumentos de inversión que se adapten a las mujeres clientes… ¡se necesitan mujeres! Investigadoras, diseñadoras, ejecutivas crearán mejores soluciones para otras mujeres, y las empresas harán bien en capitalizar la diversidad de su equipo. Sin tener que recurrir a meter la pata en ideas de mercadotecnia cargadas de estereotipos de género. Ni recurrir a ofertas de servicios financieros pintados de rosa.

A final de cuentas, proporcionar a las mujeres clientes la información y las herramientas que necesitan para relacionar sus finanzas con el resto de sus vidas, como su trabajo o la educación de sus hijos, revela esfuerzos por desarrollar finanzas e inversiones inclusivas.

Deja un comentario

Te compartimos nuestro Diario de Gratitud para impulsar tu empoderamiento