Marca Violeta
Tener una jefa: ¿conviene al talento?

Tener una jefa: ¿Oportunidad de un mejor salario?

¿Quieres un mejor salario? Tener una jefa podría ser la solución, de acuerdo con este estudio.

Aunque cada vez hay más mujeres ocupando puestos de líderazgo en las empresas, la paridad aún está lejos de ser la norma, por lo que esto representa múltiples desafíos en la dinámica laboral y despierta preguntas que ciertamente no deberían existir en un panorama ideal. Una de ellas es si tener una jefa conviene al talento realmente.

Y es que los sesgos de género a menudo afectan la percepción de las personas sobre la capacidad de hombres y mujeres para ejercer el liderazgo. Un estudio realizado por la firma de consultoría McKinsey en 2020, encontró que en los Estados Unidos, el 38% de los encuestados creían que los hombres son mejores líderes que las mujeres.

No obstante, de acuerdo con un formación publicada por la revista Fortune, tener una jefa también podría aumentar las posibilidades del talento de tener un mejor salario.

¿Qué dicen los estudios sobre tener una jefa?

El estudio referido, que sugiere que el género de la persona al mando puede influir significativamente en el salario que se fija para el personal fue realizado en agosto de 2022 por el Instituto de Tecnología de Karlsruhe (KIT) en Alemania.

En él se dividió a 500 sujetos de prueba en equipos para «ensamblaje y «gerencia». Al segundo grupo se le pidió determinar un salario adecuado -hasta 21 euros- para la tarea de ensamblaje de atornillar y desatornillar 100 bolígrafos. Algunas personas en la genrencia podían quedarse con el presupuesto sobrante tras el pago de salarios; otras no.

Los líderes masculinos son más propensos que las mujeres a retener cantidades más altas de dinero, en perjuicio de su personal.

El estudio descubrió que los hombre eran más propensos que las mujeres a retener una mayor cantidad de dinero.

Los directivos masculinos que podían quedarse con la diferencia se mostraron menos generosos, pagando a las montadoras una media de 7.59 euros. Pero sin la oportunidad de interesarse, pagaban un 46% más.

Por su parte, las mujeres directivas pagaban de forma mucho más constante: Sin la oportunidad del interés propio, sólo pagaban un 10% más, 9.44 euros, frente a 8.54.

Lo anterior bien podría ser un indicativo de que tener una jefa representaría mejores oportunidades salariales para el talento a nivel operativo.

La co-autora del estudio, Nora Szech declaró que al concluir el estudio estaban «asombrados de lo drástica que era la discrepancia», a pesar de que numerosos estudios constatan que las mujeres tienden a tomar «decisiones más desinteresadas y morales».

La cruda realidad de la desigualdad

Tener una jefa: ¿conviene al talento?

El estudio además destaca la importancia de la diversidad en puestos ejecutivos, que según Szech favorece una cultura empresarial «apreciativa» y el fin de la desigualdad salarial.

La diferencia salarial entre hombres y mujeres en Estados Unidos fue del 22.1% el año pasado, según el Instituto de Política Económica. La mujer estadounidense gana una media 83 centavos por cada dólar de un hombre, según un análisis de la brecha salarial por género y raza realizado por la Asociación Americana de Mujeres Universitarias.

El año pasado, el grupo mejor pagado del país, los hombres asiáticos, ganaron más del doble que los grupos peor pagados, las mujeres negras y latinas.

Adicionalmente, la maternidad y la desigualdad en el ejercicio de las labores de cuidado cobran factura para acentuar las brechas salariales. Un año sin empleo para la mujer puede suponer un 39% menos de salario cuando se reincorpora, mientras que el salario de un hombre aumenta un 6% con cada hijo adicional que tiene. Esta diferencia se conoce como la «penalización por maternidad».

El Foro Económico Mundial no cree que la paridad salarial llegue a ser una realidad hasta dentro de 132 años. Para los trabajadores con jefes -hombres o mujeres- que no les pagan lo que les corresponde, eso podría ser demasiado tiempo de espera.

Marca Violeta

Deja un comentario

Te compartimos nuestro Diario de Gratitud para impulsar tu empoderamiento